CUIDADOS POST TRATAMIENTO

MICROPIGMENTACION CAPILAR

Aunque la micropigmentación capilar no es un tratamiento agresivo como otras opciones que se encuentran en el mercado, hay que tener claro que es una intervención de miles de punzadas que recibe el cuero cabelludo. No hay dolor, pero depende del paciente. La piel quedará sensible por unos días y los cuidados posteriores son muy importantes para la recuperación del paciente y del efecto de los pigmentos.

El pigmento capilar ha sido introducido en el paciente a través de pequeños chorros con una aguja. Eso generará una costra y los puntos parecerán más oscuros y largos, pero en poco tiempo se harán más claros y pequeños. Se verá que los puntos se desvanecen, pero no hay que alarmarse, es normal.

  • Después del tratamiento no hay que tocar la cabeza, esto implica no lavarla, rasurarla ni frotarla, para no arrancar las mini-costras y levantar el pigmento con ellas. Se sentirá cierta molestia, pero es parte del proceso de cicatrización y recuperación del cuero cabelludo. El paciente podrá lavarse la cabeza con agua a partir del cuarto o quinto día.
  • Al cuarto día se podrá continuar con la hidratación lo más gentil que se pueda, esto ayudará también a calmar el escozor. Pueden aplicarse aceites como el de almendra y aloe vera. Los exfoliantes estarán prohibidos, pero a partir de la segunda semana se puede lavar suavemente el cuero cabelludo con un limpiador facial.
  • Aunque se puede continuar con las actividades rutinarias, se deben evitar ésas que hagan sudar: gimnasio, saunas o ir a correr. Tampoco exponerse por largas horas bajo el sol y menos en las que el sol está al máximo. Esto es recomendable en el primer mes.

El cuidado de las primeras semanas es esencial para que el efecto de la micropigmentación capilar sea el deseado. El color de los pigmentos se estabilizará y después del primer mes se necesitarán unos cuidados básicos diarios. Dependiendo de ello y de la piel del paciente se podrá recurrir a retoques en los años siguientes.

  • Protección solar diaria.
  • Hidratación diaria con productos bajos en alcohol.
  • Exfoliaciones regulares para eliminar las células muertas.

MICROPIGMENTACIÓN DE CEJAS
¡NO TE RASQUES!
NADA DE MAQUILLAJE DESPUÉS DE LA MICROPIGMENTACIÓN DE CEJAS
LIMPIA TUS CEJAS A DIARIO
PROTÉGETE DEL SOL
EL MAR Y LA PISCINA TAMPOCO SON RECOMENDABLES

Ya hemos dicho que esta técnica se basa en la inyección de pigmentos muy pequeños en la piel y, por tanto, este procedimiento puede producir una leve hinchazón o rojez en la zona. Esto puede paliarse fácilmente con la aplicación de hielo en la zona a tratar puesto que este producto tiene propiedades antiinflamatorias que te permitirán sentirte mejor.

Para ello, bastará con que cojas un poco de hielo, lo envuelvas en un paño y lo apliques sobre la ceja durante unos 5 o 10 minutos. Verás como, después, tu rostro se muestra mucho más deshinchado y, sobre todo, sientes menos molestias. En el caso en el que te vuelvan a aparecer algunos dolores, puedes volverte a aplicar hielo, siempre y cuando hayan pasado 45 minutos pues, de lo contrario, podrías quemar la piel.

Eso sí: después de cada uso de hielo, es importante que hidrates la zona pues, con el agua, se habrá resecado. Para ello, te recomendamos que uses cremas hidratantes ricas en vitamina A y D o aceites esenciales que contengan vitamina E, así, conseguiremos que la ceja esté siempre nutrida y humectada y, por tanto, no se reseque ni se escame.

Uno de los cuidados de la micropigmentación de cejas es que debes evitar rascarte la zona¡por mucho que pique! Ten en cuenta que es normal que sientas picores en esta parte del rostro porque la piel se estará cicatrizando y curando del tratamiento pero, aunque sientas picor, deberás evitar rascarte.

Tampoco deberás eliminas las pieles muertas que puedas ver porque podrías modificar la micropigmentación y provocar que el resultado no sea el que buscabas. Si sientes unos picores muy intensos, prueba a mojarte la zona con agua o aplicarte hielo y, así, notarás cómo las molestias desaparecen.

El maquillaje o los cosméticos que usas habitualmente para maquillar tu rostro deberán ser aparcados durante un tiempo después de haberte sometido a este tratamiento.

Es importante que este consejo lo cumplas a rajatabla ya que, sino, la zona podría infectarse debido a que es habitual que en los productos de maquillaje se acumulen bacterias que puedan infectar la ceja. Así que, evita usar cualquier tipo de maquillaje hasta que tu ceja no se haya cicatrizado al 100%.

Otro de los cuidados de la micropigmentación de cejas es que deberás lavarlas a diario para evitar que la suciedad de acumule en la zona y, por tanto, haya peligro de infección. Debes lavarte 3 veces al día (mañana, tarde y noche) pero sin restregar ni frotar la zona tratada, bastará con que te eches agua y, después, te seques con la toalla sin frotar, sino que tan solo tendrás que dar pequeños toques para eliminar el exceso de humedad.

Después del lavado es recomendable que procedas a hidratar la zona para evitar que se escame, se irrite o se reseque la piel.

Durante la primera semana posterior a haberte realizado un tratamiento de micropigmentación es importante que te protejas al máximo de los rayos UVA aunque, lo más recomendado, es que de 3 a 6 semanas estés completamente protegida del sol para evitar que el color pueda modificarse. Ten en cuenta que el contacto con los rayos solares podrían estropear los pigmentos introducidos en tus cejas y, por tanto, modificar tanto la coloración como el resultado final.

Por tanto, aplícate siempre protección solar de factor 50 para que tu piel esté completamente protegida de los rayos UVA pero, además, también se recomienda que uses gorros o gorras para evitar el contacto directo.

Si te haces la micropigmentación de cejas en verano debes tener en cuenta que no podrás bañarte ni tomar el sol pues podrían afectar al resultado. El cloro y las bacterias que se hallan en zonas públicas como piscinas, mares o lagos pueden penetrar en tu herida y producir una infección en la ceja pero, además, la herida deberá estar totalmente cicatrizada antes de entrar en contacto prolongado con el agua para permitir que cierre correctamente y que, por tanto, el resultado sea el que esperamos.

DELINEADO DE PARPADOS
  1. Aplica un paquete de hielo durante 15 minutos aproximadamente en el área tratada inmediatamente después de tu procedimiento cosmético para reducir la inflamación. Debes cubrir el área con hielo durante 15 minutos cada 45 minutos por 4 o 5 horas después del procedimiento. Aplicarle hielo al día siguiente no va a ayudarte mucho. La inflamación no suele durar más de 48 horas. 
  2. Aplicar  vaselina o aceites recomendado almendras para hidratar la zona.
  3. No rasques, arañes o peles la piel seca. Simplemente huméctala para aliviar el picazón. 
  4. Evita utilizar el maquillaje convencional sobre tu maquillaje permanente durante una semana hasta que la epidermis se cure. La sombra de ojos y otro tipo de maquillaje contiene bacterias que pueden provocar una infección 
  5. No restriegues o frotes las zonas donde te han hecho el maquillaje permanente.Solo usa agua limpia para lavarlas y secarlas con toques delicados diariamente. 

  6. Evita el contacto directo con el sol durante la primera semana por lo menos, aunque se recomienda de 3 a 6 semanas.
    La luz del sol puede desvanecer el resultado del procedimiento. Debes esperar una semana hasta que la capa de la epidermis se cure antes de comenzar a utilizar bloqueador solar. 
  7. Evita las piscinas con cloro y las tinas de hidromasajes, ya que el cloro puede desvanecer el resultado del procedimiento. Ten presente que el procedimiento para el maquillaje permanente en realidad se trata de un tatuaje que perfora la piel dejándola desprotegida frente a las bacterias.